Masificar la firma digital, en la mira de Certicámara


17/07/2021

<p>Masificar la firma digital, en la mira de Certicámara</p>

Masificar la firma digital, en la mira de Certicámara



Según su presidente, Martha Moreno, se sumarán 200 millones de transacciones certificadas en 2021.






Martha Moreno, presidente de Certicámara



Martha Moreno, presidente de Certicámara, explica un mayor interés por la certificación de las páginas Web.



La masificación de la firma digital con herramientas que faciliten su uso, es una de las metas que tiene Certicámara. Así lo explica su presidente Martha Moreno, al tiempo que señala que el año pasado la entidad logró unas 170 millones de transacciones certificadas y su objetivo este año es sumar 200 millones.



¿Cómo les ha ido?



Realizamos más de 170 millones de transacciones certificadas en el 2020. Esto implica un crecimiento comparado con el 2019. Nosotros esperamos este año llegar a 200 millones. Si bien crecimos el año pasado, para este 2021 la gente tiene más conciencia y más facilidad para acceder a estas herramientas que ofrece Certicámara.



¿Cuál es el sector que más demanda estos servicios?



En ese volumen de transacciones es especialmente importante el financiero, por cuanto los sistemas de identificación que estas entidades usan - biometría y clave segura- originan un producto adicional que se llama estampado cronológico, certificación que se produce cuando el cliente pide, por ejemplo, una transferencia entre cuentas. Cuando se hace el traslado también se produce el estampado. El año pasado fueron cerca de 90 millones.



¿En qué otros sectores trabajan?



Trabajamos mucho en las telecomunicaciones, al igual que en los fondos de pensiones y cesantías, las compañías de seguros y Colpensiones es un actor importante en la generación de la identidad de sus usuarios para que puedan desde cualquier parte. También son demandantes las notarías, las oficinas de abogados, las curadurías. Y está el servicio que queremos ofrecerle a cualquier colombiano del común para que disponga en sus propios medios de una firma digital certificada y hacer su vida virtualizada de manera segura, evitando el fraude o la suplantación.



¿Esa opción es lejana?



No, vamos a crecer en el 2021 llegando a las 200 millones, es posible que eso se logre en usuarios con las oportunidades y la variedad del portafolio.



¿Cuántas personas naturales tienen?



Tenemos unas 10.000 empresas del Estado, unas 20.000 personas jurídicas y alrededor de 200.000 personas naturales, la idea sería cerrar el año con otro tanto y |rápidamente el año entrante entrar a masificar con un producto accesible y de fácil uso para quien lo requiera.



Si uno suma a los colombianos que están adscritos a las firmas en este momento llegamos al 1,5 millones de usuarios, contando a los que están entre personas jurídicas.



¿Cómo sería el producto?



Tenemos dos tareas en ese sentido. Una es tener un producto de suscripción en el que la persona pueda hacer las firmas que requiera y la otra es lograrlo desde cualquier computador o aparato móvil registrado. En este momento no es tan fácil y lo que buscamos es que se pueda acceder de manera fácil y muy económica a tener la firma digital que es el producto masivo.



¿Y cómo es el servicio de servidores seguros?



Se trata de la posibilidad de comprar certificados para las páginas Web, en el que se garantice la entrada a la página real y no a una ‘hakeada’. Esto es importante para empresas que manejan información delicada, para las que manejan transaccionalidad y para proteger el acceso de los menores de edad a los portales. El año pasado se emitieron 15 millones de transacciones a través de nuestros servidores seguros.



¿En general, la demanda por estos servicios se mantienen?



Sí, la oportunidad que le brindó al planeta la pandemia es la identidad de la virtualidad como una herramienta clara de nuevo relacionamiento tanto personal como de negocios. Y en ese orden de ideas, surge la necesidad de hacer negocios seguros y tener relaciones seguras no solamente transaccionales en materia financiera sino documental, eso obliga a las empresas a tener sistemas que ofrezcan seguridad.